Reseña

Érase una vez, Ñuñohue

 Antes de ser el tradicional sector familiar y bohemio de la comuna, la Plaza Ñuñoa tenía otra relevancia histórica. Ubicada al oriente de

Pileta Plaza Ñuñoa, frente a la Municipalidad

Santiago, a través de los años, no sólo ha crecido en ofertas de entretención y cultura al público, sino que también ha tenido un boom inmobiliario, lo que, para algunos vecinos, ha sido muy perjudicial para el alma o esencia del barrio.

La historia de la Plaza Ñuñoa comienza, incluso antes de la conquista española, cuando los nativos de nuestras tierras le llamaban “Ñuñohue”, por la flor de color amarillo que nacía en esos entonces en los árboles del sector. Otras versiones dicen que le quisieron poner así porque en mapudungún significa ‘ubicada en un lugar central’. Luego, con la llegada de los españoles y la colonización, éstos dividieron la zona formando lo que hoy es Ñuñoa y Macul, y, en el siglo XVII el terreno se dividió en chacras y el deslinde del territorio fue marcado con piedras dando origen al Camino de Ñuñoa (actual Irarrázaval). Con el correr de los años, los caminos aumentaron y los senderos mejoraron, pero siguió siendo un terreno rural con arboledas y viñas. En 1894 se creó el municipio de la comuna por Manuel José Irarrázaval (razón por la cual el nombre de la avenida principal), y para eso, el terrateniente Ossa donó dos cuadras a esta institución. Es así como nace la actual Plaza Ñuñoa. Testimonio epocal son las dos palmeras que están afuera de la Municipalidad.

Tranvía Plaza Ñuñoa / gentileza Chilectra

En la historia del barrio, la fama de éste no siempre estuvo ligada a la gastronomía y la bohemia. Según Marcelo Velásquez, de setenta años, quien asegura ha vivido toda su vida en el sector, el clásico restaurant de comida chilena El Dante, abierto desde 1949, antes era un teatro, que posteriormente se transformó en el teatro de la Universidad Católica. El actual restaurant El Dante era la dulcería del teatro hasta que lo compraron en la década de los ’70. Los únicos que existían antes en el barrio era el restaurant Las Lanzas, que también funciona hasta el día de hoy.

La importancia actual de la plaza aparece desde fines de los años 60’s con la densificación de la urbanización colindante y la aparición de espacios culturales, pero es en la época de los ’80 cuando grupos de estudiantes y jóvenes intelectuales se empiezan a reunir en los pubs, lo que le da el carácter que hoy por hoy tiene este espacio urbano, como un lugar bohemio y de reunión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: