Los clásicos

Este tradicional sector de Ñuñoa, ubicada hacia el oriente de la Región Metropolitana, ha sido de gran importancia hace muchos años. En los años ’60, era un centro del arte y la cultura por el TEUC. Luego, en los ’80, pasó a ser el mayor centro de los bohemios y los artistas por los locales que ofrecían un agradable ambiente para compartir, con música, buenos tragos y una noche que prometía largas conversaciones.

Dentro de estos lugares que marcaron este sector dentro de Santiago, podemos encontrar aquellos clásicos que albergaron a cuántos artistas quisieron ir a desahogar sus pasiones, que refugiaron a miles de trabajadores que buscaban distraerse de la vorágine de esta ciudad. El Dante, por ejemplo, que está funcionando desde 1949, y que dependiendo del horario del día, puede recibir a todos los integrantes de la familia, o a todos los grupos etáreos. Además, podemos encontrar su mítico rival, Las Lanzas, desde 1964, inaugurada por una familia de gallegos y que hasta el día de hoy siguen brindando muy buenos platos de comida a módicos y convenientes precios.

A medida de que los años han ido pasando, estos lugares han sabido reinventarse pero a la vez seguir brindando a todos quienes frecuentan la Plaza Ñuñoa, ese estilo que tan famosa la hizo, esa fórmula que convirtió esta simple plaza en uno de los mayores centros bohemios nocturnos de Santiago.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: